Daniel Jones y Dwayne Haskins: la rivalidad que acaba de nacer

0

La primera ronda del Draft 2019 dejo muchas cosas para analizar, muchas preguntas por resolver y todavía más que platicar a futuro. Y uno de esos temas será la decisión de los Giants de ir por el QB Daniel Jones y todo lo que eso produjo en las selecciones posteriores, incluyendo la de los Redskins, que tomaron a Dwayne Haskins.

La historia de dos selecciones

Cuando nos acercábamos al Draft 2019 era claro que había equipos que llegaban pensando en tomar un quarterback en la primera ronda, y dos eran opciones obvias: Giants y Redskins.

En el caso de los Giants, el plan era buscar un QB que se volviera el eventual sucesor de Eli Manning, algo que puede ser en dos o tres años. Con Washington la urgencia es mayor porque Alex Smith se perderá todo el 2019 y no hay garantías de que pueda volver en el 2020, así que los dos conjuntos estaban en el mismo punto: pensando en el futuro.

En muchos escenarios se planteó que los Giants tomarían a Dwayne Haskins con el sexto pick global y los Redskins a Daniel Jones o Drew Lock con el pick 15. Luego otros sugirieron que Washington subiera en el Draft para tomar a Haskins antes que los Giants, lo que dejaría a New York pensando en la opción de Daniel Jones, incluso en el puesto 17.

Al final los Giants decidieron jalar el gatillo con Daniel Jones en la selección 6, algo que no gustó mucho, sobre todo con los fans del equipo que asistieron al MetLife Stadium a ver el Draft:

Eso, sobra decir, es un mal inicio para Daniel Jones. Y fue un movimiento que tampoco fue bien recibido por Dwayne Haskins:

Haskins tuvo que esperar un poco, pero eventualmente fue seleccionado. El equipo que lo hizo, curiosamente, no tuvo que hacer otra cosa más que esperar a que llegara su turno, contrario a lo que muchos hubieran pensado.

Así que al final los dos equipos obtuvieron lo que estaban buscando, aunque el camino fue poco esperado. Y Dwayne Haskins, por su lenguaje corporal, parece más que decidido a buscar venganza contra los Giants.

¿Qué va a pasar ahora con Daniel Jones y Dwayne Haskins?

De inicio es muy probable que ambos comiencen sus carreras como suplentes. Jones estará detrás de Eli Manning, mientras que Haskins esperará un poco detrás de Case Keenum y/o Colt McCoy. Pero nadie va a olvidar que a partir de ayer sus dos historias quedaron enlazadas y serán siempre comparadas.

Y no es la primera vez que esto sucede. Peyton Manning y Ryan Leaf llegaron como los picks 1 y 2 del Draft 1998, y desde ese momento fueron comparados (en una cuestión que Manning ganó sin mayores problemas); Eli Manning y Philip Rivers fueron parte de un cambio entre Giants y Chargers, y hasta este momento la gente de ambos equipos compara los logros de ambos (otra ventaja para la familia Manning). ¿Andrew Luck y Robert Griffin III en el 2012? Desde su año de novatos se les comparó, y aunque Luck ganó siempre quedará el recuerdo de que los Colts eligieron bien. Con Jameis Winston y Marcus Mariota el jurado sigue deliberando, aunque el QB de Tennessee lleva una ligera ventaja en el conteo parcial.

Lo más interesante es que Jones y Haskins van a vivir en la misma división, por lo que se van a enfrentar dos veces por año cada temporada. Y eso va a ser una rivalidad que tendrá que seguir así mientras los dos sigan en los equipos que los seleccionaron.

Y esto nos dará una comparación mucho más grande que la que otros QB vivieron. Peyton Manning y Ryan Leaf casi no se vieron las caras porque jugaban en divisiones distintas (y Leaf no duró mucho en la NFL), Giants y Chargers se han visto las caras cuatro veces desde el Draft 2004, Colts y Redskins nunca jugaron con Luck y RGIII como QB titulares y hasta ahora Bucs y Titans han jugado una sola vez con Winston y Mariota como los titulares.

Jones vs Haskins será distinto. Suponiendo que no jueguen en esta temporada, estos dos QB se habrán enfrentado ocho veces antes de que sus contratos de novatos terminen. Habrá ocho partidos directos entre ellos dos para compararlos, y eso va a perjudicar a uno de ellos.

¿Quién ganará la batalla? Nadie sabe por ahora, pero será una rivalidad que habrá que seguir, y le añadirá otro toque a la ya de por sí intensa enemistad que hay entre Giants y Redskins.

Nos interesa saber tu opinión, deja un comentario sobre este post

avatar
  Suscríbete  
Notifícame por