Los Seahawks buscan imponer un nuevo récord de la NFL en la Semana 17

0

Uno de los retos que tenía Pete Carroll con los Seahawks esta temporada era construir un equipo competitivo con menos talento del que había tenido en años anteriores. Y hay un departamento en el que está logrando cosas muy interesantes: la seguridad del balón.

Esta temporada Seattle solamente tiene 10 entregas de balón, y en caso de terminar el partido contra los Cardinals sin intercepciones o fumbles, habrán empatado a los Patriots del 2010 y los 49ers del 2011 como los equipos con la menor cantidad de entregas en una temporada.

De lograr esa marca Carroll estará más que contento, porque durante toda su carrera ha hablado constantemente de la importancia de cuidar el ovoide. De hecho, una de sus filosofías de juego es “todo se trata del balón”, así que igualar la marca de menos turnovers en una campaña debe ser algo que le va a gustar mucho.

“Eso es la cosa número 1 que enfatizamos y que hemos estado haciendo por mucho tiempo. ¿Cuál es nuestro reto, qué tanto lo podemos enfatizar? ¿Qué tan bien podemos transferir ese énfasis para que se adopte como una parte de su juego?” declaró Carroll. “Tienes que entrenar y practicar al nivel más alto de expectativas para lograrlo. Esto es algo tan importante aquí que los chicos son exhibidos en pantalla y acribillados si el balón tan siquiera queda ligeramente suelto.”

¿Qué representa esto para los Seahawks?

Cuando uno habla de factores relevantes dentro de un partido, las entregas de balón son uno de los principales. Por regla general se dice que el equipo que comete más turnovers está condenado a perder el encuentro, y esto es usualmente cierto.

Que Seattle no tenga tantas entregas es algo que definitivamente les ha ayudado, y se puede ver el efecto de este dato en los resultados de esta temporada.

En los dos primeros partidos de la temporada, los Seahawks perdieron el balón cinco veces, con tres intercepciones de Russell Wilson y dos fumbles (uno de Wilson y otro de Chris Carson). Esos dos partidos fueron derrotas. En los siguientes 13 partidos Wilson ha lanzado tres intercepciones, y Seattle tiene marca de 9-4. Es más, en los últimos seis juegos solamente tiene una intercepción y la marca de su equipo es 5-1.

Y lo que hace las cosas todavía mejores para Carroll es que su defensiva consigue muchos intercambios de posesión. Hasta el momento ya son 24 los robos de balón de Seattle, por lo que este equipo marcha con un diferencial de -14, que es el mejor de la liga.

Esa seguridad con el balón ha sido clave para este conjunto haya conseguido su boleto a playoffs, y algo que Pete Carroll tratará de mantener durante la postemporada.

Nos interesa saber tu opinión, deja un comentario sobre este post

avatar
  Suscríbete  
Notifícame por